jueves, 10 de noviembre de 2011

Hoy, describiré un mundo muy simple pero muy solicitado, el jailbreack

 Jailbreak (en español, escaparse de la cárcel o, desbloqueo) es un proceso que permite a los usuarios de los dispositivos iPhone, iPod Touch, iPad y Apple TV de todas las generaciones desbloquear el dispositivo para ejecutar aplicaciones distintas a las alojadas en App Store, así como instalar extensiones de aplicaciones y complementos del sistema operativo (iOS).
Consiste en modificar el código de software distribuido por Apple. Una vez que al dispositivo se le ha aplicado el Jailbreak (desbloqueado), los usuarios pueden descargar varias aplicaciones, tweaks y extensiones no disponibles a través de la App Store vía instaladores no oficiales, como CydiaIcy, o Installer. Cydia es el más popular y su creador Jay Freeman, conocido como Saurik, estima que el 10% de los 200 millones existentes de iPhoneiPod Touch y iPad han sido desbloqueados.1
El proceso de Jailbreaking es distinto del proceso de liberación de la SIM o Unlocking, que permite al iPhone conectarse a la red telefónica a través de una compañía distinta a la que tiene licencia para hacerlo.
Aplicar un Jailbreak no es ilegal, al igual que tampoco lo es hacer uso de aplicaciones crackeadas. El uso de las mismas incurrirá en un delito cuando su distribución se produzca con ánimo de lucro. De acuerdo con Apple, se pierde la garantía del dispositivo al aplicarle el proceso del jailbreak, lo cual es remediado simplemente restaurando el dispositivo con iTunes. De acuerdo a una disposición de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, el Jailbreak pasa a ser un derecho de los poseedores de gadgets.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada